Trabajadores del Van Buren ganan recurso de protección contra el Servicio de Salud de Valparaíso en la Corte Suprema

Por Javiera Rojas

El pasado martes 12 de julio dos trabajadores del Hospital Carlos Van Buren (HCVB) ganaron el recurso de protección presentado por su defensa en la Corte Suprema contra el Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio (SSVSA), tras ser vulnerados sus derechos laborales.

Aron Neira Labraña y Jorge Vásquez Silva, ambos auxiliares de servicio titulares y dirigentes de la FENATS Nacional Base HCVB, habían sido desvinculados de sus cargos de planta el 23 de agosto del 2021, luego de ser acusados injustamente de la no realización de siete cirugías el día 6 de octubre del 2020, de acuerdo a sus jefaturas, por no presentarse a trabajar ese día y haber participado del paro convocado por la FENATS Nacional “TENS al Código Sanitario, presupuesto para elementos de protección personal, cese a toda persecución sindical y bono COVID”.

La Tercera Sala de la Corte Suprema decidió fallar a favor de ambos trabajadores ya que concluyeron que la resolución de destituir a los funcionarios, emitida por el director del Hospital, Javier del Río, y amparada por el director del referido SS Juan Carlos Aránguiz, fue desproporcionada, pues no se logró probar la supuesta falta cometida por Neira y Vásquez.

Además, el tribunal consideró que la medida impuesta por el SSVSA vulnera el derecho fundamental a la huelga y además, el fuero que les correspondía por ser dirigentes gremiales (ley 19.296). El artículo 5 inciso 2° de la Constitución de Chile, y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales adoptado por Naciones Unidas en 1966 (suscrito por Chile en 1969) establece que “el derecho a huelga es un medio legítimo, y el Estado debe abstenerse de aplicar sanciones a trabajadores que participan en una huelga legal”. 

“Se deja sin efecto la Resolución Exenta N°4073, absolviendo de responsabilidad a los recurrentes en los hechos investigados, en virtud del sumario administrativo ordenado”, pronunció el tribunal a favor de los dirigentes gremiales. Así, se revocó el sumario administrativo y se ordenó reintegrar a sus funciones a los trabajadores afectados.

Sin embargo, Vásquez no volverá a su anterior puesto de trabajo debido a que en medio del proceso judicial y por las consecuencias socio económicas que le significó el mismo, decidió jubilarse. Por su parte, Neira, que es gasfiter y solía trabajar en la Unidad de Mantención del HCVB, espera retornar a trabajar en el Van Buren a la brevedad.

“No he dejado de trabajar en el Hospital como dirigente sindical, pero planeo poder volver a mi unidad, junto con los compañeros que han sido denostados por el mismo sumario. Espero volver a trabajar junto con ellos y que me repongan la totalidad de mis horas extras, porque me las rebajaron, quedando mermado económicamente y de forma desmedida”, comenta Neira al respecto de su realidad actual. 

Aron cuenta que después de que se le aplicó arbitrariamente el sumario antes mencionado, cambiaron las chapas y le prohibieron el ingreso al establecimiento. Asimismo, acusó que ha sido perseguido por denunciar malas gestiones de parte de las autoridades del Hospital y por ejercer su función de dirigente sindical, no sólo él, sino que la mayoría de los trabajadores y trabajadoras que se han sumado a los llamados de movilización por mejoras en sus condiciones laborales.


“En el sumario desconocieron nuestro legítimo derecho a huelga, vulnerando de paso los derechos fundamentales que nos acogen a los trabajadores”, señala el dirigente y enfatiza: “Este triunfo no es solo mío ni de mi compañero Jorge, también es de los trabajadores y sindicalistas. Es un caso que hay que difundir y sensibilizar. Si permitimos que una dirigenta o dirigente gremial sea destituido por movilizarse, estamos permitiendo que nos vulneren por completo”.

WhatsApp
Telegram
Facebook
Twitter
Email
Contáctanos

Conócenos y sé parte de Fenats Nacional