“Ni combustible tienen las ambulancias”, Funcionarios acusan mala gestión administrativa

Cansados de trabajar sometidos a pésimas condiciones, los funcionarios del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, acusaron nuevamente la mala administración de su directora, Liliana Echeverría. No tienen combustible para las ambulancias y se está hospitalizando hasta en sillas, lamentan.

Valparaíso, 10 de junio de 2021

Cansados de trabajar sometidos a pésimas condiciones, los funcionarios del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, acusaron nuevamente la mala administración de su directora, Liliana Echeverría. No tienen combustible para las ambulancias y se está hospitalizando hasta en sillas, lamentan.

“El año pasado se implementó la entrega de medicamentos a domicilio, pero no hay dinero para el combustible del vehículo destinado a eso”, explica Patricio Velásquez, presidente de la multigremial del hospital, perteneciente a Fenats Nacional Federación Quinta Región. El dirigente enfatiza que la mala administración de los recursos, agrava la situación provocada por la pandemia de Covid, que tiene a la red asistencial de la región, trabajando al 100%; más allá de sus capacidades.

Velásquez lamenta que la imposibilidad de repartir los medicamentos a domicilio pueda causar problemas a los pacientes, al descontinuar sus tratamientos médicos. “El tema resulta impresentable, esas personas no tendrán sus medicamentos a tiempo, se descompensarán y llegarán a urgencias, donde no tenemos cómo atenderlos, porque estamos hospitalizando gente con Covid-19 hasta sentados en una silla”, relata angustiado.

Luz María Viveros, presidenta de la Federación Fenats Nacional Quinta Región, cuestiona que no se estén entregando los recursos básicos para atender las necesidades de la población. “El año pasado, la camioneta que entregaba los medicamentos chocó y entonces la Fundación Codelco Siglo XXI ofreció una en comodato y el hospital no es capaz de proporcionarle ni siquiera el petróleo para que pueda cumplir su función; es una vergüenza”, acusa.

Los pacientes siguen aglutinándose en urgencias; las secciones de Pediatría, Maternidad y Pensionado, fueron acomodadas para atender patologías comunes, mientras que las de Cirugía y Medicina Quirúrgica, están ocupadas con pacientes graves de Covid-19. Los pacientes que llegan infartados o con accidentes vasculares se atendían en la UTI, pero hoy no tienen donde hacerlo con propiedad, ya que esas máquinas de anestesia se han convertido en respiradores mecánicos, porque no hay ventiladores de UCI, informaron los dirigentes.

Con desesperación señalan que “hay pacientes graves, hospitalizados en sillones, sillas y camillas de ambulancia; da pena y da rabia a la vez”, dice Velásquez.

Advierte, además, el peligro de que los equipos médicos no tengan la capacitación y la experiencia necesarias, ya que en su gran mayoría estas responsabilidades se estarían entregando a funcionarios contratados a honorarios; “son jovencitos sin experiencia y si ocurre una negligencia, no serán sujetos a ninguna sanción administrativa. Hay que poner gente con experiencia a cargo”, enfatizó.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Contáctanos

Conócenos y sé parte de Fenats Nacional